Hidrosogamoso3.png

Megarepresas

Energía renovable con consecuencias irreversibles

Julieta Gómez Reboredo

América Latina es conocida por sus imponentes paisajes naturales: infinitos ríos, enormes glaciares, frondosas selvas y bosques, humedales y estepas, altísimas y coloridas montañas y otros espectáculos geográficos que han caracterizado a la región. Al mismo tiempo, tales recursos han sido considerados una gran oportunidad para el capital local, especialmente para la inversión extranjera. En esta sección nos enfocaremos en la explotación de los recursos hídricos.

1. Localización

De acuerdo con la Comisión Internacional de Grandes Represas, Brasil es el país latinoamericano con mayor cantidad de represas y el quinto a nivel mundial. Más de la mitad de las represas de la región se localizan en este país (ver Tabla 1). Brasil es el segundo país del mundo, detrás de China, con mayor capacidad productiva de energía hidroeléctrica. El gigante asiático posee las dos represas hidroeléctricas con mayor capacidad instalada, seguidas por la central Itaipú ubicada sobre el Río Paraná en la frontera entre Brasil y Paraguay. La pregunta es: ¿representan las represas hidroeléctricas algún tipo de progreso para Brasil y/o los demás países de la región?
 

Tabla 1. Países con la mayor cantidad de represas hidroeléctricas en Latinoamérica

Fuente: Basado en la Comisión Mundial de Represas (WCD), 2019.

Länder Staudäme Latinoamerika

2. Beneficios y consecuencias: la balanza sin equilibrio

La hidroelectricidad es, para la mayoría de los países de la región, la principal fuente de energía, tal es el caso de Colombia. Las centrales hidroeléctricas proveen no solo electricidad sino también agua para riego y agua potable y permiten controlar las inundaciones. Esta forma de producción energética es reconocida por su presunta sostenibilidad y eficiencia. América Latina es la región que genera la mayor proporción de energía renovable del mundo y más del 80% de esa energía renovable se produce en centrales hidroeléctricas. Sin embargo, son muchas las fuentes que indican que, junto a estos beneficios, las represas generan importantes impactos sociales y ambientales, muchas veces irreversibles. A continuación presentamos algunos ejemplos.

2.1 El caso Hidroituango en Colombia

La catástrofe producida por la ruptura de la presa de Brumadinho en Brasil es uno de los casos de conflicto climático y social de América Latina que más repercusión ha tenido, junto con el de la represa colombiana Hidroituango.

La explotación de la central hidroeléctrica Hidroituango produjo la disminución del caudal del Río Cauca, lo que ha amenazado la supervivencia de las comunidades de Antioquía. Además, ha destruido más de 4.000 hectáreas de bosque seco tropical, así como también el patrimonio cultural y ancestral del cañón vinculado con la minería artesanal del oro.

 

Mientras que grupos paramilitares y empresas tanto nacionales como internacionales se benefician con la utilización del Río Cauca, muchxs habitantes de la zona agrupadxs bajo la organización Ríos Vivos, la Asociación de Mujeres Defensoras del Agua y la Vida (Amarú) y reconocidos expertos como los geólogos Modesto Portilla y Julio Fierro alertan sobre los daños ocasionados por la represa y la violación de los Derechos Humanos que padece la población. El Observatorio Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica ha documentado más de 1.000 personas víctimas de desaparición forzada en los municipios afectados por la presa, mientras que las organizaciones sociales estiman esta cifra en casi 3.000 personas.

En octubre de 2018, el Tribunal Latinoamericano del Agua recomendó realizar el desmantelamiento inmediato de esa obra por considerar que la población se encuentra expuesta a riesgos de manera permanente, debido, entro otros motivos, a los movimientos sísmicos ocurridos tras la construcción de la presa. Igualmente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales de Colombia (ANLA) impuso una multa de 1,3 millones de Euros al proyecto por ejecutar algunas operaciones sin licencias ambientales.

2.2 El caso de Agua Zarca - Honduras

El proyecto Agua Zarca comenzó a realizarse sobre las márgenes del Río Gualcarque, considerado sagrado por la comunidad Lenca y poblaciones aledañas, así como también una fuente de agua y alimento.

 

La empresa hondureña Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) es la responsable de la construóncción de la megarepresa, que a su vez delegó en un joint venture con Voith la instalación de las turbinas. El mismo se encuentra compuesto por las firmas alemanas Voith Hydro y Siemens, con un 65% y 35% de participación respectivamente. Tales empresas han sido reiteradamente acusadas de violaciones de Derechos Humanos y daños al medio ambiente.

 

Como consecuencia de ello, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), con apoyo de otras organizaciones locales e internacionales se han manifestado en rechazo del proyecto, lo que ha derivado en el asesinato de seis activistas, incluyendo a la coordinadora general del COPINH, Berta Cáceres. El Caso Berta Cáceres no solo ha dejado una huella imborrable en la comunidad Lenca sino también ha evidenciado la criminalidad que subyace a la explotación de recursos naturales en Latinoamérica. En este sentido, el Grupo Internacional Asesor de Personas Expertas (GAIPE) denunció la “existencia de una red criminal, compuesta por directivxs y empleadxs de la empresa DESA, agentes estatales y sicarixs”, así como la complicidad de las organizaciones financiantes a nivel internacional.

Como resultado del incansable activismo de los movimientos sociales locales e internacionales, empres involucradas, como FinnFund, FMO, Siemens y Voith ha cancelado sus operaciones en relación con la obra Agua Zarca.
 

3. Consecuencias de las grandes represas

Estos dos ejemplos permiten visualizar la gran cantidad de conflictos existentes en torno a la construcción de represas hidroeléctricas y su posterior explotación. Las experiencias se repiten en todo el territorio latinoamericano afectando a diversas comunidades, especialmente a pueblos originarios, afrodescendientes y campesinxs, a mujeres, niñxs y trabajadorxs.

 

A continuación, se detallan las principales consecuencias producidas por las represas hidroeléctricas a lo largo y ancho de América Latina, basado en informes y libros de Amigos de la Tierra, Ríos Vivos, Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi, la Fundación Heinrich Böll, el Observatorio de Multinacionales en América Latina y de Global Witness.

infografia megarepresas_Mesa de trabajo 1 copia.jpg

 

4. Resumen

En este análisis se ha abordado la temática de las represas hidroeléctricas en América Latina, tomando como referencia diversos tipos de fuentes, tales como organismos internacionales, movimientos sociales y estudios académicos.

 

Así hemos podido determinar que las mega represas conllevan enormes daños para las poblaciones locales y al medio ambiente. Se trata de una dinámica que no hace más que reproducir a nivel doméstico las desigualdades registradas a nivel mundial, es decir perpetuar la violación sistemática de Derechos Humanos, que, si bien fueron concebidos para proteger a todas las personas que habitan el planeta, en la práctica se evidencia que tal protección no es equitativa, como tampoco lo es la preservación del medio ambiente.

Alternativas


Ante ello, la comunidad latinoamericana e internacional se ha puesto de pie una vez más y se está asociando, solidarizando, para proteger la tierra, la cultura, el trabajo, el agua y la vida. Mira algunos ejemplos interesantes en nuestros videos, como por ejemplo la agricultura solidaria, la producción de energía solidaria, el transporte de carga libre de emisiones, y pronto muchos más.

Por favor, ayúdanos a difundir los videos e información en tu entorno o vecindario. Si inicias un proyecto en tu barrio cuéntanoslo, también lo podemos publicar.

 

¡Haz parte de esta gran comunidad solidaria que trabaja por la justicia social y ambiental! Cada día somos más.

 

¡Solo faltas tú!

 

#ClimaSolidaridad #Klimasolidarität