Amapola Inga Gemeinde.jpg

Monocultivos ilegales

Alternativen zum Anbau illegaler Plantagen

Alternativen zum Anbau illegaler Plantagen

Mirar ahora

Consecuencias y daños

Simon Fahrbach

Simon.Fahrbach@gmx.de

En los últimos años, la producción de drogas ilícitas en América Latina ha aumentado drásticamente. La producción de cocaína constituye la mayor parte. Se produce cocaína en los países de Colombia, Bolivia y Perú, siendo Colombia el país con mayor producción. Gran parte de la droga se vende en Estados Unidos, sin embargo, Europa también es un mercado de venta que ha crecido exponencialmente y ha asumido un papel importante en el comercio mundial de drogas.


El cultivo y la producción, así como el transporte y posterior comercialización de drogas, causan daños ambientales globales. Con ello, contribuyen al cambio climático. Al mismo tiempo, tienen un gran impacto en la vida y los derechos humanos de quienes viven en las regiones de cultivo y producción de América Latina.

¿Cuál es la conexión entre este sector económico ilegal, los derechos humanos y el cambio climático?

Problemas medioambientales masivos en el territorio​

El cultivo de cultivos ilícitos para la producción de drogas (ver recuadro) afecta el medio ambiente en varias áreas. Por un lado, este requiere áreas que deben ser taladas y, por lo tanto, contribuyen significativamente a la deforestación. Esto es particularmente notable en las selvas tropicales, como la región amazónica de Perú, Ecuador y Colombia. Según cifras oficiales del gobierno colombiano, el país perdió 2,8 millones de hectáreas de bosque entre 2000 y 2019. Una de las razones, además de la expansión de la agricultura comercial como la ganadería, fue el cultivo de plantaciones ilegales. La deforestación es un problema importante para los ecosistemas locales, ya que pone en peligro el hábitat de muchos animales y también afecta el equilibrio hídrico y la protección del suelo.

 

Otro problema ambiental surge del uso de productos químicos durante el cultivo y fabricación de drogas, como fertilizantes, pesticidas y diversos productos químicos que son utilizados en el proceso de producción. Estos tienen un impacto directo sobre los insectos y otros animales y también contaminan los ríos y las aguas subterráneas, que sirven como base de vida para la población local.​

Hoja de coca no es lo mismo que la cocaína

- Con unos 270 kilos de hojas recolectadas se elaboran 2,5 kilos de pasta base de cocaína. 
- Con esa cantidad se produce 1 (un) kilogramo de cocaína pura (clorhidrato) como se le conoce, en polvo blanco.
* Para ello se utilizan ácido sulfúrico, carbonato de sodio, gasolina, carbonato de calcio y mucha agua.

La amapola no es lo mismo que la heroína

- Con el extracto de unas 20.000 cápsulas (parte de la flor de la planta) se obtiene 1 kg de opio puro.

- De 25 kilogramos de opio puro se obtiene 1 kilogramo de diacetilmorfina.
* Para ello se necesita ácido acético y productos químicos fuertes, además de mucha agua.
- Con 1 kilo de morfina se pueden producir 1,3 o más kilos de heroína dependiendo de la calidad de la morfina
* Para ello se utiliza acetato, amoníaco, cal, mucha agua y muchos trozos de tela.

 

El agua contaminada se canaliza por medio de zanjas hechas en el suelo que luego van a dar a las fuentes de agua. Los residuos que corren por las zanjas a veces son incinerados por pura diversión.
-

(1) - Estos enlaces describen el proceso de producción, en español, aunque actualmente la productividad es mucho mayor.
https://wradio.com.mx/radio/2009/08/19/nacional/1250706120_864013.html
https://www.cocaina.es/coca-y-cocaina.php
y todos los productos químicos utilizados
https://www.infobae.com/2011/03/09/1020481-cocaina-el-negocio-mas-rentable-del-mundo/

Acción contra las drogas

Los programas destinados a reducir la producción ilegal de drogas e implementados principalmente bajo la presión del gobierno de los Estados Unidos tienen, en algunos casos, enormes consecuencias negativas para el medio ambiente. Por ejemplo, rociar las plantaciones ilegales con el producto fitosanitario glifosato causa graves daños, ya que no solo conduce a la destrucción de las plantaciones, sino también a la destrucción de los bosques vecinos y de las plantas cultivadas legalmente. La fumigación también tiene un efecto negativo sobre las personas y los animales que viven en las proximidades de las zonas fumigadas, ya que se ven obligadxs a consumir el agua contaminada con glifosato. La fumigación de los campos desde el aire se detuvo en Colombia en 2015, pero se reiniciaría de acuerdo con los planes del gobierno colombiano.

 

Quienes mas sufren: las comunidades aledañas

Para muchas personas que viven en áreas en las que se cultiva coca u otras drogas, el cultivo de estos productos es la única forma de subsistencia. Hay varias razones para esto. Por un lado, debido a la falta de infraestructura como carreteras, se dificulta la oportunidad de vender productos cultivados legalmente, ya que no hay conexión con los mercados para su comercialización. Al mismo tiempo, las zonas afectadas suelen estar controladas por grupos criminales que obligan a lxs agricultorxs a cultivar coca u ofrecen incentivos económicos que con el apoyo del gobierno no recibirían.

Las personas en las áreas de cultivo experimentan una violencia extrema, que se puede evidenciar, por ejemplo, en el aumento del número de líderes/as sociales y activistas asesinadxs. En 2019, 64 activistas ambientales fueron asesinadxs en Colombia, más que en cualquier otro país del mundo. A su vez, el gobierno está haciendo muy poco para prevenir estos asesinatos y, en algunos casos, está incluso agravando la situación.
 

Las personas sienten directamente las consecuencias de la contaminación del medio ambiente, ya que se ven privadas de la base esencial de la vida, como el agua limpia y la tierra fértil para sus campos. Al mismo tiempo, se ven especialmente afectadxs por las consecuencias negativas del cambio climático, alimentado por la producción de drogas, debido a la mayor incidencia de desastres naturales como inundaciones y sequías. Un caso particularmente drástico de tales daños se puede encontrar en la comunidad Inga en el sur de Colombia. Debido a la deforestación para el cultivo de amapolas, el suelo se ha vuelto inestable y muchas casas están siendo destruidas por los movimientos de tierra. Muchas familias han perdido sus casas.

 

Impactos climáticos globales

La selva tropical de América Latina es de gran importancia para el clima y contribuye de forma importante al balance global de CO2. Como resultado de la deforestación en el proceso de cultivo de plantaciones ilegales, se pierden importantes áreas de selva tropical, lo que contribuye al calentamiento global. Además, detrás de la producción y la comercialización de drogas ilícitas se encuentra una gran industria con diferentes procesos que proporcionan más emisiones. Estas emisiones no solo ocurren dentro de América Latina, sino también durante todo el transporte desde los lugares de producción en el Sur global hasta los mercados de venta en el Norte global, como Estados Unidos y Europa.

 

¿Qué le preocupa a la gente de Europa?

En última instancia, somos nosotrxs, las personas de EE. UU. y Europa, lxs responsables del daño ambiental en América Latina y en toda la cadena de valor. Entre otras cosas, la demanda de drogas procedentes de América Latina está aumentando de forma tan constante en Europa que este aumento puede detectarse incluso en las aguas residuales de muchas ciudades europeas. Esta alta demanda asegura que la producción de drogas siga siendo lucrativa y prometa grandes ganancias. No sólo América Latina, sino también Europa se ve fuertemente afectada por el negocio de la droga. Allí se observan fenómenos como el aumento de la corrupción y de las estructuras mafiosas para el lavado de dinero y la comercialización de drogas. En los últimos años, el aumento de la importación de drogas ilegales también ha ido acompañado de un marcado incremento de la violencia por parte de las bandas de narcotraficantes. Asimismo, han aumentado los casos de corrupción relacionados con narcotráfico que involucran a autoridades, figuras políticas y a miembros de la policía.

Alternativas

Hasta ahora, solo se han discutido algunas soluciones a los problemas ambientales causados por el cultivo de cultivos ilícitos para la producción de drogas en las comunidades locales. Uno de los más importantes es la propuesta de legalizar el cultivo de coca (ver recuadro). Sin embargo, legalizar el cultivo por sí solo no sería la solución. Los países compradores también tendrían que asumir la responsabilidad. Esto también crearía una oportunidad para que lxs agricultorxs locales produzcan productos alternativos adicionales a partir de las plantas de coca y se construyan una vida sin ser criminalizadxs. Al mismo tiempo, el cultivo podría controlarse y hacerse más respetuoso con el medio ambiente para proteger el sustento de la población local.

Por favor, ayúdanos a difundir los videos e información en tu entorno o vecindario. Si inicias un proyecto en tu barrio cuéntanoslo, también lo podemos publicar.

 

¡Haz parte de esta gran comunidad solidaria que trabaja por la justicia social y ambiental! Cada día somos más.

 

¡Solo faltas tú!

 

#ClimaSolidaridad #Klimasolidarität